Evaluación de dos sistemas de cruzamiento en el ganado porcino con tres razas básicas: análisis en cuba

F. J. Diéguez y E. León

Instituto de Investigaciones Porcinas. Gaveta Postal No.1,  Punta Brava 19200, Ciudad de la Habana, Cuba. Email: iip00@ceniai.inf.cu

 

Introducción. En Cuba la producción especializada de cerdos se basa en un sistema de cruzamientos que utiliza un triple o un cuádruple  cruce comercial partiendo de una cerda F1 (Yorkshire x Landrace) como cruce materno apareadas a verracos paternos terminales de una raza pura o F1. En los últimos años diferentes compañías internacionales productoras de animales para el reemplazo en granjas comerciales han introducido una tercera raza o línea en el componente materno y producen una cerda triple cruce para la producción comercial. En algunos casos esta tercera línea tiene un componente Duroc. Sin embargo, esta raza aunque se ha utilizado también en Cuba por el lado materno, es preferentemente utilizada como paterna y en Canadá se ha mantenido, y se ha incrementado su uso,  con estos fines en los últimos años. El presente trabajo se realizó para analizar la variante de utilizar esta tercera raza con fines maternos en el programa de cruzamientos del ganado porcino en Cuba.

 

Materiales y Métodos. Mediante modelación matemática se realizó un análisis comparativo para una situación de producción con 40 000 cerdas comerciales en dos programas de cruzamiento. En el Programa 1 las cerdas comerciales eran F1 Yorkshire (Y) x Landrace (L), mientras que en el Programa 2 fueron de un triple cruces del tipo YL x Duroc (D). Se estimó la producción total de carne en pie del sistema mediante el aporte adicional de los diferentes componentes de la pirámide, en este caso, de los centros genéticos de las tres razas puras y de los multiplicadores 1 y 2 de acuerdo con la estructura piramidal que sigue la producción porcina cubana. El multiplicador 1 fue para la producción de las cerdas comerciales en el Programa 1 y cerdas de reemplazo en el Programa 2 para el multiplicador 2, que a su vez se usó para producir las cerdas triple cruces para el rebaño comercial. Se movió el rebaño partiendo de los indicadores de tasa de partos (efectividad en las cubriciones), nacidos vivos por camada, mortalidad predestete,  peso a 182 días de edad, así como los indicadores básicos de desecho en las diferentes categorías en los centros genéticos y multiplicadores. Todo animal desechado, así como las cerdas eliminadas de cada programa se incluyó en el balance de la producción de carne. Se utilizó para los cálculos la información de la Empresa Nacional Genética Porcina y de los trabajos experimentales realizados en Cuba con estas razas. Para los efectos de este análisis se consideró el verraco paterno terminal con los mismos indicadores de la raza Duroc. En el Cuadro 1 se presentan los indicadores básicos utilizados. Para cada tipo de animal producido se tuvo en cuenta el efecto aditivo de cada raza, más el efecto de heterosis de acuerdo con su composición genética. El Cuadro 2 presenta los porcentajes de heterosis considerados en el trabajo.

 

Cuadro 1. Indicadores básicos utilizados

Indicadores

Razas

Yorkshire

Landrace

Duroc

Efectividad, %

80

79

81

Nacidos vivos

9.8

9.3

8.7

Mortalidad en crías, %

10

12

10

Peso final, kg

100

98

102

 

 

Cuadro 2. Heterosis consideradas en la producción de animales cruzados

Heterosis, %

Tipo de cerda

Yorkshire

YxL

YLxD

Efectividad

0

5

5

Nacidos vivos

2

10

10

Mortalidad en crías

10

10

10

Peso final

2

2

2

 

 

Resultados. En el cuadro 3 se presentan los resultados más significativos obtenidos en la productividad de los cerdos producidos en los dos programas. Los indicadores del programa de la cerda triple cruce fueron superiores en efectividad y crecimiento por incluir una raza de mayor fertilidad y mejor crecimiento por ambas partes, o sea el lado materno y paterno. Sin embargo, como la prolificidad de esta raza es menor que las de las razas Yorkshire y Landrace, hace que la productividad numérica sea menor. La productividad de cada programa se presenta en el Cuadro 4.

 

 

Cuadro 3: Algunos indicadores obtenidos en los cerdos de diferentes cruces

Indicadores

Tipo de cerda

 YxL

 YLxD

Efectividad, %

83.5

84.3

Nacidos vivos

10.51

10.04

Productividad numérica

20.90

20.01

Peso final, kg

102

104

Peso promedio, kg1

97.2

98.0

1 Incluye todos los animales de crecimiento entregados al sacrificio

 

 

Cuadro 4: Productividad de cada programa

Indicadores

Tipo de cerda

 YxL

 YLxD

Cerdas comerciales

40 000

40 000

Cerdas multiplicadoras 1

3420

3067

Cerdas multiplicadoras 2

 

570

Cerdas genéticas

780

700

Producción de carne, t

79293

77059

Carne por cerda, t

1794

1738

 

Conclusiones. Los resultados indican que tanto la producción total, como la producción por cerda en cada programa es superior en el de la cerda F1 (YL) y un verraco paterno terminal. La prolificidad de la tercera raza es muy importante en determinar la productividad de un programa de cruzamientos de este tipo, por lo que la conclusión principal de este análisis es que debe seguirse empleando en Cuba la cerda F1 (YL) y mantener la raza Duroc por el lado paterno. Otros análisis incluyendo otras razas paternas están en vías de ejecución.