ACEPTABILIDAD Y CONSUMO DE PLASMA SANGUINEO Y HEMOGLOBINA DESECADOS EN DIETAS PARA CERDOS EN INICIACION

 

 

R. Tepper 1, C. González1, D. Castellanos2 y E. Hurtado3

 

1 Instituto de Producción Animal

Facultad de Agronomía, Universidad Central de Venezuela

Apartado 4579, Zona Postal 2101

Maracay, Venezuela

Email tepperr@agr.ucv.ve

 

2 Danimex C.A.

Turmero, Maracay, Venezuela

 

3 Escuela de Zootecnia

Núcleo Monagas, Universidad de Oriente

Maturín, Venezuela

 

 

RESUMEN

 

 

Se empleó un diseño de bloque al azar con siete tratamientos y cuatro réplicas por tratamiento en un experimento de cafeteria para determinar durante 35 días la aceptabilidad y consumo de plasma sanguIneo y hemoglobina desecados incluídos en dietas para cerdos en iniciación.

 

Se usaron 28 cerdos híbridos de razas mejoradas, machos castrados con 7 kg de peso vivo, alojados en grupos de siete animales en corrales provistos de siete comederos. Los tratamientos fueron tres niveles de plasma sanguíneo seco y tres de hemoglobina seca comparados con un séptimo tratamiento control y se suministraron en forma aleatoria 500 g de sendas dietas y agua ad libitum entre 9:00 y 11:00 horas.

 

No se encontraron limitaciones de aceptabilidad para ninguno de los tratamientos en estudio. Sin embargo, las dietas con niveles de 8 y 12% de plasma sanguíneo parecieron ser más aceptadas y determinar un mayor (P<0.05) consumo de alimento. Por otra parte los niveles de 8 y 12% de hemoglobina parecieron las menos apetecibles y determinaron el menor (P<0.05) consumo de alimento.

 

Palabras clave: cerdos, aceptabilidad, consumo, plasma sanguíneo, hemoglobina

 

Título corto: Aceptabilidad de plasma sanguíneo y hemoglobina por cerditos

 

 

 

 

 

 

ACCEPTABILITY AND CONSUMPTION OF SPRAY DRIED PLASMA AND HAEMOGLOBIN IN DIETS FOR STARTING PIGS

 

 

SUMMARY

 

 

A random block design with seven treatments and four replications per treatment was employed in a cafeteria trial to determine during 35 days the degree of acceptability and consumption of spray dried blood plasma and haemoglobin in starting piglets.

 

A total of 28 hybrid, castrate male piglets averaging 7 kg body weight, were allocated into groups of seven animals each and housed in pens provided of seven feeders and water drinkers. Treatments consisted of diets with either three levels of spray dried blood plasma or three levels of haemoglobin compared to a control diet given at random at a rate of 500 g per animal during 9:00 and 11:00 hours.

 

There were no constraints for acceptability in any studied treatment. However, diets with either 8 or 13% spray dried blood plasma appeared to be the best preferred by the animals showing a high (P<0.05) feed intake. On the other hand 8 and 12% haemoglobin in the diet appeared to be the least preferred by the piglets, therefore determining the lowest (P<0.05) feed intake.

 

Key words: pigs, acceptability, consumption, blood plasma, haemoglobin

 

Short title: Acceptability of blood plasma and haemoglobin by piglets

 

 

INTRODUCCION

 

 

La aceptabilidad es considerada una característica de cualquier materia prima que estimula la respuesta selectiva por parte de los animales (Cowlishaw y Alder 1955; Heady 1964; Gardner 1986). Aunque los alimentos son básicamente consumidos para satisfacer el hambre, muchos factores influyen en la aceptación y preferencia de ellos, entre otros, la disponibilidad, los hábitos alimentarios y preferencia en cuanto al sabor, textura y factores antinutricionales de los alimentos (Mackey et al 1984; Olarte 1985).

 

El consumo voluntario es probablemente el factor más importante desde el punto de vista pecuario, ya que los demás parámetros como la ganancia de peso y la conversion de alimento entre otros, dependerán en forma directa del valor del consumo voluntario. El medio interno del animal, incluyendo factores gastrointestinales, hormonas y metabolitos también tienen un papel importante en el comportamiento alimentario (Ly 1993).

 

El objetivo de este trabajo fue evaluar la aceptabilidad y el consumo de dietas confeccionadas con plasma sanguíneo y hemoglobina desecados, como suplementos proteicos en cerditos, a través de un ensayo de cafeteria, el cual es utilizado ampliamente para determinar las diferencias de palatabilidad relativa dentro de diferentes raciones, aparte de mostrar las preferencias del animal por una ración en particular (Porreta 1996; Le Houerou citado por Rosales 1998).

 

MATERIALES Y METODOS

 

 

Se utilizaron 28 cerditos híbridos provenientes de cruces entre razas mejoradas, machos castrados con un peso promedio de 7.0 ± 0.5 kg. Los animales fueron alojados por grupos de siete cerditos en cuatro puestos experimentales, los cuales disponían de siete comederos con características similares. Tanto los animales como los comederos estaban identificados con un número del uno al siete. Los tratamientos (tabla 1) se suministraron diariamente entre las 9:00 y las 11:00 horas, en forma aleatoria a razón de 500 g/cerdo por día. El consumo de agua fue ad libitum.

 

 

Tabla 1. Características de los tratamientos experimentales

Tratamiento

Dieta control

Plasma sanguineo

Hemoglobina

T1

1001

-

-

T2

96

4

-

T3

92

8

-

T4

88

12

-

T5

96

-

4

T6

92

-

8

T7

88

-

8

1 Porcentaje de alimento en la ración

 

 

Se utilizó un diseño de bloque al azar en el tiempo, con siete tratamientos y cuatro repeticiones. El período de experimentación duró 35 días, incluyendo siete días para la adaptación a las dietas.

 

Los cerditos permanecieron en los puestos durante el período de evaluación previo al momento de cada suministro de alimento, y eran retirados del lugar para luego reingresar todos al mismo tiempo. Las mediciones consistieron en determinar cada cinco minutos, durante 90 min, cuál cerdo se encontraba en cada comedero y el tiempo de permanencia. Se registró el tratamiento que era consumido totalmente en primer lugar, luego el segundo, y así sucesivamente hasta concluir el período de experimentación. Las mediciones se realizaron desde un solo sitio con perfecto dominio de los cuatro puestos y sin causar interferencia en el comportamiento normal de los animales. La variable de respuesta para determinar la aceptabilidad fue el número de visitas al comedero. El consumo de alimento se determinó por diferencia entre la cantidad ofrecida y el residuo.

 

Se realizó el análisis estadístico de los datos obtenidos en el ensayo mediante la técnica del análisis de varianza (Steel y Torrie 1980), y en aquellas variables donde se detectaron diferencias significativas (P<0.05), se realizaron pruebas de rango múltiple de Duncan (1955). Para las variables de respuesta se usó el siguiente modelo lineal aditivo:

 

Yij = µ + mi + nj + eij

 

donde Yij  es la variable de respuesta, µ es la media general, mi es el efecto asociado al i-ésimo tratamiento (I =0, 1, 2, 3, 4, 5, 6), nj es el efecto asociado al j-ésimo bloque (J =1, 2, 3, 4) y eij es el error experimental aleatorio con media cero y varianza s2.

 

 

RESULTADOS Y DISCUSION

 

 

La tabla 2 muestra los valores obtenidos para el número de visitas promedio al comedero en cinco períodos de tiempo, con intervalos de 15 min cada uno, y el consumo total de alimento. No se hallaron diferencias significativas entre tratamientos, alvo en el intervalo de 15-30 min, donde se observó que el tratamiento con 8% de plasma sanguíneo (T3; ver tabla 1) tuvo una aceptabilidad mayor (P<0.05) por parte de los cerditos, con un promedio de 142 visitas, seguido por el tratamientos T2, T0, T1, T6 y T4 en ese orden (122.5, 86.0, 84.5, 82.3 y 77.3 respectivamente). El tratamiento T5 fue el que obtuvo el menor número de visitas (P<0.05) con un promedio de 61.5 visitas. En general, se podría deducir que no existen limitaciones por palatabilidad para la inclusion de plasma y hemoglobina desecados en dietas para cerditos en etapa de iniciación.

 

 

Tabla 2. Número de visitas al comedero por intervalos de 15 min y consumo total de

               alimento por parte de los cerditos

 

Tratamiento

Intervalo de tiempo, min

Consumo, kg

0-15

15-30

30-45

45-60

60-75

T01

98.3

86.0ab

81.5

58.8

14.8

15.0

T1

104.0

84.5ab

81.5

56.0

23.8

15.7

T2

112.5

122.5ab

91.3

60.0

20.0

16.7

T3

137.5

142.0a

112.8

70.5

21.3

17.3

T4

79.5

77.3ab

71.5

53.8

21.0

15.1

T5

57.5

61.5b

73.5

70.5

28.3

13.3

T6

79.5

82.3ab

70.3

67.3

22.0

14.4

CV, %

45.86

38.11

24.87

23.78

41.24

13.88

1 T0 se refiere al tratamiento control. T1, T2 y T3 expresan tratamientos con 4, 8 y 12%

   de plasma sanguíneo desecado. T4, T5 y T6 expresan tratamientos con 4, 8 y 12% de

   hemoglobina desecada

ab Medias en la misma columna con letras diferentes difieren significativamente (P<0.05)

    entre sí

 

 

Con referencia al consumo total de alimento, se observó un comportamiento similar al presentado con el número de visitas al comedero, puesto que no se encontraron diferencias significativas (P<0.05) entre tratamientos.

 

Estos resultados sugieren la inexistencia de restricciones en el consumo de las dietas estudiadas. Kats et al (1994) compararon en cerditos, varias fuentes de proteína tales como harina de pescado, plasma porcino, harina de sangre desecada y concentrado de proteína de soya extruída o no, en el período postdestete de 7 a 28 días, y concluyeron que los animales alimentados con dietas con plasma porcino manifestaron un consumo de alimento mayor con respecto al de las otras fuentes proteicas. Por otra parte, Kellog et al (1994) compararon raciones con plasma porcino con otras con harina de huevo y cereales más un 10% de suero lácteo para el destete de lechones, y no hallaron diferencias evidentes entre los tratamientos estudiados. Sin embargo, las dietas con niveles de 8 y 12% de plasma sanguíneo parecieron ser más aceptadas y determinar un mayor (P<0.05) consumo de alimento. Por otra parte los niveles de 8 y 12% de hemoglobina parecieron las menos apetecibles y determinaron el menor (P<0.05) consumo de alimento.

 

De acuerdo con los resultados del presente estudio, es posible sugerir que se puede incorporar plasma sanguíneo y hemoglobina desecados hasta niveles del 12% de sustitución de una dieta convencional para cerditos durante la etapa de iniciación, sin causar serias restricciones de palatabilidad de raciones. Es posible que sea necesario complementar los estudios aquí realizados con otros en los que sea posible examinar rasgos de comportamiento y el valor nutritivo de los recursos alimentarios aqui presentados.

 

 

REFERENCIAS

 

 

Colishaw, S y Alder, F. 1955. The grazing preferences of cattle and sheep. Journal of Agricultural Science (Cambridge), 54:257-265

 

Duncan, D.B. 1955. Multiple range and multiple F test. Biometrics, 11:1-42

 

Gardner, A. 1986. Técnica de pesquisa en pastagens e aplicabilidade de resultados em sistemas de producao para a agricultura. Escritorio do Brasil. Unidade de Informacao e Documentacao, p 197

 

Heady, H. 1964. Palatability of herbage and animal preference. Journal of Range Management, 17:76-82

 

Kats, L.J., Nelssen, J.L., Tokach, M.D., Goodband, R.D., Weenden, T.L., Dritz, S.S., Hansen J.A. y Friesen, K.G. Journal of Animal Science, 72:2860-2869

 

Kellogg, D.W., Noland, P.R. y Hatfield, E.E. 1994. Arkansas Nutrition Conference, pp 221-230 

 

Ly, J. 1993. Fisiología digestiva del cerdo. In: II Curso sobre biometría, fisiología, nutrición y alimentación de cerdos. Posgrado en Producción Animal. Facultades de Agronomía y Ciencias Veterinarias. Mimeo. Maracay, pp 125

 

Mackey, A., Flores, Y. y Sosa, G. 984. Evaluación sensorial de los alimentos. Fundación CIEPE. Caracas, p 24-25

 

Olarte, J. 1985. Problemas en nutrición animal. ASOGAL, 12:22-29

 

Porreta, S. 1996. Syposium on consumer preference and sensoy analysis. Milan, p 124 (resumen)

 

Rosales, M. 1998. Mezclas de forrajes: uso de la diversidad forrajera tropical en sistemas agroforestales. In: Agroforestería para la Produccion Animal en Latinoamérica. Conferencia electrónica. FAO

 

Steel R.G.D. y Torrie, J.H. 1980. Principles and procedures of Statistics. MacGraw Hill Book Company In Company. New York, pp 481

 

 Volver