COMPORTAMIENTO REPRODUCTIVO DE CERDAS LANDRACE  x  YORKSHIRE, DUROC  x   YORKSHIRE Y HAMPSHIRE x DUROC ALIMENTADAS CON  UNA DIETA NO CONVENCIONAL

Patricia Villarreal, F.J. Diéguez, P. Naranjo y Felicia Brache

Instituto  de Investigaciones Porcinas

Gaveta Postal  No.1, Punta Brava,

La Habana, Cuba.

RESUMEN

Se  analizaron 367 partos de cerdas Landrace x Yorkshire (LY, 129),  Duroc x Yorkshire (DY, 116) y Hampshire x  Duroc  (HD, 122)  comprendidos entre enero de 1994 y diciembre  de  1995. Las  cerdas  fueron  apareadas en su mayoría a verracos CC21. Durante las  etapas de  vacías y gestadas  las  cerdas fueron alimentadas  con  una  dieta  de  miel  B y  harina de soya y durante  la lactancia  con  un  concentrado  de  cereales. Se utilizó   el   método   de  los  mínimos  cuadrados  con   un modelo que  tuvo  en cuenta  los efectos  de   cruce,  época (dividida  en  8  trimestres consecutivos), parto  (1, 2 y 3) y la  interacción  cruce  x  parto.  Las  medidas  estudiadas fueron nacidos totales (NT), nacidos vivos (NV), número (N21), peso total  (P21) y peso promedio (PP21) de las camadas a los 21 días de edad y número (ND), peso total (PD) y peso promedio (PPD) de las camadas al destete. La  interacción cruce x parto no fue  significativa para las  medidas  estudiadas. El  orden de   parto resultó significativo  para  todas  las  medidas exceptuando el peso promedio al destete, con medias superiores para   las cerdas  adultas.  La   época   influyó  de  forma significativa   en  todas   las  medidas   analizadas.  No  se obtuvieron diferencias entre cruces para NT y PP21. Las medias de  los cruces LY, DY y HD  fueron para  NV  8.77, 9.06 y 8.34 (P<0.05); N21 7.68, 8.26  y  7.48 (P<0.01); P21 33.40, 35.70 y 31.45 kg (P<0.01); ND 7.37, 7.89  y  7.18  (P<0.05); PD 49.36, 51.55  y 43.99  kg  (P<0.001)  y  PPD 6.69,  6.49  y  6.08 kg (P<0.001). Estos datos corresponden  a una  unidad de cría con una productividad  relativamente  baja (NV = 8.67), donde   se evidencia una depresión  en   el comportamiento reproductivo de  las  cerdas  LY  y   una  superioridad de las DY sobre las HD ante las mismas condiciones limitantes.

 

PALABRAS CLAVES: cerda, parto, cruce, época, interacción.

 

REPRODUCTIVE  BEHAVIOUR  OF  LANDRACE  X  YORKSHIRE,  DUROC  X YORKSHIRE  AND  HAMPSHIRE X DUROC  SOWS  FEEDED  WITH  A  NON

CONVENTIONAL DIET

 

SUMMARY

A  total of 367 farrows of gilts and sows LY (129), DY  (116) and  HD  (122) were analyzed. The data were selected  between January 1994 and December 1995.Most of the animals were mated with  CC21  boars.  They   were fed on  soybean  meal  and  B molasses  during dry and pregnancy period and on  cereals  in suckling period respectively. The analysis was based on least square  means.  The model took into account  the  effects  of crossbreed,  season  (divided in 8  three  consecutive-months period), farrow (1, 2 and 3) and the interaction crossbreed x farrow. The following measures were studied: number of  total pigs born (NT), number of pigs born alive (NA), number (N21), total weight (W21) and average weight (AW21) of litters at 21 days  and  number (NW), Total weight (WW) and average  weight (AWW)   of  litters  at  weaning.  The  interaction  was   no significant.  The  farrow  order  was  significant  for all measures  excepted the average weight at weaning with  higher means  for  sows.  The   season   was  significant   for  all measurements. There was no difference among crosses for total born and average  weight at 21 days. The means for crossbreed LY, DY and HD were NA 8.77, 9.06 and 8.34 (P<0.05); N21 7.68, 8.26  and  7.48   (P<0.01);  W21 33.40,  35.70  and  31.45 kg (P<0.01); NW 7.37,  7.89  and 7.18 (P<0.05);  WW 49.36, 51.55 and 43.99  kg (P<0.001)  and  AWW  6.69,  6.49  and  6.08 kg (P<0.001)  respectively.  The  data  come  from  a  farm with relative  low  productivity  (NT=8.67)  where  it was found a depression in the  reproductive  performance of LY crossbreed and a  superiority  of  DY  over  HD  crossbreed  in the same conditions.

 

KEY WORDS: crossbreed, season, farrow, interaction.

 

INTRODUCCIÓN

La producción comercial del cerdo en Cuba está sustentada por un  programa de cruzamiento basado fundamentalmente en cuatro razas: Yorkshire, Landrace, Duroc y Hampshire. Estas han sido estudiadas  como razas puras y sus cruces con el objetivo  de obtener un sistema de cruzamiento lo más óptimo posible,  que según  Bichard  y  Smith (1972) es aquel que  involucra  como línea  materna  cerdas F1, seleccionadas sobre la base de  su comportamiento reproductivo.

De  acuerdo  con los resultados experimentales  obtenidos  se decidió  la utilización de la cerda LY apareadas con verracos Duroc o Hampshire (Diéguez 1995), aunque estudios posteriores determinaron   el uso de un verraco HD y la creación  de  una línea sintética denominada CC21. La situación actual de  Cuba ha repercutido en al sector porcino, guiando dicha producción hacia  formas menos especializadas. Esto implica  el  uso  de animales   que  puedan  comportarse  mejor  en   las   nuevas condiciones.  Basándose en este  criterio se ha diversificado en  los  últimos años el uso de la hembra DY por su excelente habilidad  maternal,  mayor  fortaleza  física  y  un   mejor crecimiento de la descendencia (Diéguez 1995). También se han manejado criterios no fundamentados sobre el uso de la  cerda HD  alegando una mayor rusticidad de la misma y por tanto  un mejor comportamiento ante factores limitantes.

Este trabajo   se propuso   evaluar   el   comportamiento reproductivo  de los cruces LY, DY y HD bajo  un  régimen  de alimentación no convencional con el objetivo de justificar la introducción o no en la producción de la cerda HD.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

Los datos para este estudio fueron recogidos de la unidad  de cría  Mella  durante  los años 1994  y  1995.  En  total se analizaron  367 partos (129 LY, 116 DY y 122 HD). La  mayoría de  las cerdas se aparearon  a verracos CC21. La alimentación se  basó en una dieta de miel B y harina de soya durante  las etapas  de  vacías  y  gestadas y durante  la  lactancia  con cereales.

El análisis estadístico se realizó empleando el método de los mínimos cuadrados (Harvey 1987) con un modelo que incluyó los efectos   de   cruce,  época  (dividida   en   8   trimestres consecutivos,  comenzando  en  enero-marzo  de  1994),  parto (agrupados en cerdas de primero, segundo y tercer parto en lo adelante)  y la interacción cruce x parto; de los rasgos  del comportamiento reproductivo relacionados con los tamaños (NT, NV,  N21,  ND) y pesos (P21, PP21, PD, PPD) de las camadas  a diferentes  edades.  Se  utilizó una  dócima  de  comparación múltiple de rangos cuando fue necesario (Duncan 1955).

 

RESULTADOS Y DISCUSION

 

Tabla 1. Resultados del análisis de varianza para las medidas estudiadas.

_____________________________________________

                                Medidas   

                                Cruce    Epoca   Parto   Cruce x parto

_____________________________________________

GL                           2              7              2              8

NT                          NS           *              **           NS

NV                          *              *              **           NS

N21                         **           ***         *              NS

P21                          **           ***         *              NS

PP21                       NS           ***         *              NS

ND                          **           ***         *              NS

PD                           ***         ***         **           NS

PPD                        ***         ***         NS           NS

_____________________________________________

P<0.05; ** P<0.01; *** P<0.001

La   época  resultó  significativa  para  todas  las  medidas estudiadas.  Un análisis comparativo del efecto de  la  época con  otros trabajos publicados carecería de valor ya que  las condiciones  en que se analizaron fueron diferentes.  De  una manera  muy  general,  según  los  análisis  realizados por diversos  autores,  se  puede concluir  que  las  variaciones estacionales resultan significativas para la mayoría  de  los rasgos  del  comportamiento  reproductivo,  estando  esto  de acuerdo con nuestros resultados.

En relación con el orden de parto, éste resultó significativo para  todas  las medidas exceptuando los pesos  promedios  al destete   (PPD).  En  general  y  como  debía  esperarse se obtuvieron los valores más altos de tamaño y pesos  para  las camadas de cerdas adultas (3 partos en lo adelante).

Los valores obtenidos para el efecto de cruce se muestran  en las tablas  2  y  3.   Las   camadas   más  numerosas   (NV) correspondieron al  cruce  DY  y  las menos numerosas al  HD, lo  cual  está corroborado por el estudio realizado por Arias et  al  (1996) sobre  el  potencial  reproductivo  ante una dieta   no convencional  de  estos cruces. Arias et al (1996) obtuvieron los valores más bajos de tasa de ovulación para la cerda HD. Díaz et al (1997) también encontraron valores bajos de  tasa de  ovulación  para el  cruce  HD  al  utilizar  una dieta convencional, lo cual evidencia que este tipo de cerdas no es de  un  alto potencial reproductivo bajo ninguno de los dos sistemas de alimentación.Al analizar las medias obtenidas para los pesos promedios, fueron las camadas de la HD las  de más bajo peso lo que demostró una pobre habilidad maternal en este  tipo  de animal, que con camadas poco numerosas  no  es capaz de destetar animales con alto peso.

 

Tabla 2. Medias para el efecto de cruce sobre los tamaños  de la camada.

_____________________________________________

Cruce

                Medidas    

                LY           DY         HD          ES±

_____________________________________________

NT          9.59         9.97         9.30         0.20

NV          8.77         9.06         8.34         0.20

N21         7.68b       8.26a       7.48b       0.17***

ND          7.37b       7.89a       7.18b       0.17**

_____________________________________________

** P<0.01; *** P<0.001

a,b  Medias  sin  letra en común en la misma  línea  difieren entre sí (P<0.05)

 

Tabla  3.  Medias para el efecto de cruce sobre los pesos  de las camadas.

_____________________________________________

Cruce

                Medidas                               

                LY             DY        HD          ES±

_____________________________________________

P21          33.48ab   35.70a    31.45b     0.86**

PP21       4.36         4.32        4.18         0.07

PD           49.36a     51.55a    44.0b       1.36***

PPD        6.69a       6.49a      6.08b       0.12***

_____________________________________________

** P<0.01; *** P<0.001

a,b  Medias  sin  letra en común en la misma  línea  difieren entre sí (P<0.05)

Estos resultados confirmarón los expuestos por Diéguez et  al (1996)  durante  la evaluación de un programa de  cruzamiento que involucró las razas Yorkshire, Duroc, Hampshire, así como los   cruces   entre estas,  tomando   como   criterio la productividad  numérica  de  estos  animales  en   diferentes centros genéticos y de varios experimentos de cruzamiento. En dicho  trabajo  se reflejó la superioridad de las  cerdas  DY sobre   la HY  y  HD,  siendo  esta  última  la   de   peor comportamiento, lo que evidenció la ventaja de  utilizar  una cerda con 50% de componente materno Yorkshire.

La  unidad  de  cría  analizada  presentó  una  productividad relativamente   baja  (NV = 8.67),  donde  se  evidenció  una depresión en el comportamiento reproductivo de las cerdas  LY y  una  superioridad  de la DY sobre la HD  ante  las  mismas condiciones limitantes.

 

BIBLIOGRAFÍA