NORMAS DE BIOSEGURIDAD Y BIENESTAR  EN LAS EXPLOTACIONES PORCINAS

Eduardo Marotta y Liliana Lagreca

Facultad de Ciencias Veterinarias

UNLP

 

INTRODUCCION

Si centramos nuestra atención en la materia prima "carne de cerdo" y analizamos la evolución de la demanda a lo largo de las últimas décadas, vemos que el consumidor paso por diferentes etapas desde la cantidad y calidad hasta la seguridad de su consumo en la actualidad (Cuadro Nª1)

 

Cuadro Nª1: Evolución de la demanda de carne de cerdo

EPOCA

CARACTERISTICAS DE LA DEMANDA

Década de los 60

Cantidad

Década de los 70

Mas cantidad

Década de los 80

Canales mas magras y mayor % de piezas nobles

Década de los 90

Calidad de carne

Actualidad

Trazabilidad (seguridad alimentaria para el consumidor)

 

A raíz de esta evolución de la demanda, podemos observar cómo ha repercutido en la constitución de la canal de cerdo, desde la década de los 50 hasta nuestro días, transformándose este producto de una forma substancial (Cuadro Nª2).

 

Cuadro Nº2: ¿Cómo ha evolucionado la canal del cerdo hasta nuestros días?

 

DECADA DE LOS

COMPONENTES

50

60

70

80

90

Magro (%)

35-40

40-45

45-50

50-55

55-60

Hueso (%)

17-18

16-17

15-16

14-15

13-14

Grasa (%)

30-40

25-35

20-25

18-22

16-20

Piel (%)

12-13

11-12

10-11

9-10

8-9

 

En definitiva, y después de esta aproximación al concepto y a la demanda por parte de los consumidores, podemos dar una primera definición adaptada a la realidad de la producción porcina:

" La trazabilidad en la producción de carne de cerdo consiste en desarrollar una estructura capaz de identificar, monitorizar y protocolizar los elementos zootécnicos y sanitarios que intervienen directa o indirectamente en la configuración de la calidad total del producto"

Por lo tanto el consumidor demandara cada vez mas un producto de calidad y seguro para su consumo, interviniendo no solo todas las medidas de prevención sanitarias adoptadas sino también el sistema de producción empleado para la explotación del porcino. Por lo tanto la producción de cerdos al aire libre no solo representa una alternativa mas económica para su obtención, si no que también una producción diferenciada por la posibilidad de obtención de animales mas sanos y criados con mayor bienestar, situación que repercute en la obtención de una carne con características diferentes.

Para la obtención de animales con un mayor estado de salud tenemos que trabajar no solamente con animales sanos si no que también concomitantemente aplicar medidas estrictas de prevención para evitar su contaminación con determinadas enfermedades Una de las medidas a adoptar es la "Bioseguridad",, sin embargo mucho se ha hablado y escrito últimamente sobre este termino, pero sin embargo han sido necesarios varios ejemplos muy costosos durante estos últimos años, tales como la implantación del Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino (PRRS) en gran parte de los principales países productores del mundo, problemas con la Peste Porcina Clásica (PPC) y la Fiebre Aftosa en Europa y el Reino Unido y un sinfín de patologías emergentes, principalmente el Síndrome Multisistémico Postdestete (PWMS) o "Desmedro", para que se empiece a plantearse muy seriamente invertir en bioseguridad y prevenir la aparición de enfermedades en las explotaciones porcinas

Se entiende por bioseguridad a todas las medidas que tienen como objetivo minimizar los riesgos sanitarios en una explotación ganadera, involucrando varios elementos zootécnicos, tales como:

Ø 9; el diseño y la construcción de instalaciones determinadas,

Ø 9; la aplicación de un conjunto de medidas sanitarias y de manejo y,

Ø 9; la formación de recursos humanos, de tal forma que permitan proteger a una explotación ganadera (población) de la entrada de agentes infecciosos y/o minimizar su difusión y consecuencias.

 

¿Cuáles van a ser los condicionantes más significativos de la producción del cerdo en los próximos años?

Ø Disminución de las posibilidades de uso indiscriminado en el alimento de medicamentos para evitar patologías.

Ø 9; Realizar una producción equilibrada con el medio-ambiente.

Ø 9; Observar Normas relativas al Bienestar Animal.

Ø 9; Obtención de carne de calidad y segura para su consumo

Además de la sanidad, existe una preocupación creciente sobre la conservación del Medio Natural y el respeto a los derechos de los animales en lo que a Bienestar Animal se refiere.

El estatus sanitario de una explotación de ganado porcino depende esencialmente de varios factores, dentro de los cuales podemos citar en primer lugar la presencia de agentes patógenos para el cerdo y en segundo lugar aquellos elementos que pueden implicar un desequilibrio animal–patógeno como son: las instalaciones, la nutrición, las prácticas de manejo empleadas, la tasa de reposición, las medidas de bioseguridad aplicadas y el personal. En cuanto a la resistencia genética a ciertas enfermedades, por parte de algunas líneas de cerdos, todavía es prematuro hablar sobre ello debido a que falta aún un cierto tiempo para que se llegue a un nivel de aplicación práctica.

Un elevado nivel sanitario permite a los animales expresar todo su potencial genético, aumentando la eficiencia productiva y mejorando la calidad de la carne producida

La labor del especialista de porcino para los próximos años estará centrada en conseguir y desarrollar:

Ø 9; Granjas de alto estatus sanitario, utilizando nuevas alternativas zootécnicas que minimicen el riesgo de recirculación de patógenos, tales como:

o 9; Modelos de granjas en múltiples fases

o 9; Destetes aislados (Isowean)

Ø Programas de prevención: Establecimiento de estrategias que minimicen el riesgo de contraer patologías ausentes en la Granja.

Ø 9; Programas de erradicación de patógenos específicos: Otra gran área de trabajo la representa la puesta en funcionamiento de modelos que permitan erradicar patógenos implantados en una explotación en producción, con las menores inversiones posibles y las mayores garantías de eliminación.

Ø 9; Entonces la labor del profesional especialista de porcino para los próximos años estará

Esto es muy importante para tener en consideración en los casos de producción en múltiples sitios.

El principio de producción ISOWEAN puede ser aplicado también en las explotaciones al aire libre (camping) en donde los sectores destinados para los reproductores y partos constituye el 1er sitio, y las naves de transición que albergarán a los lechones destetados el 2do.sitio, pasando luego los animales al 3er sitio destinado para el crecimiento y cebo (Figura 1).

En la figura 1, se observa en la producción Isowean al aire libre, el procedimiento de eliminación de agentes con sitio 1 en extensivo, con partos semanales todo el año y con recría y engordes aislados.

Como se ha visto existen mecanismos que permiten obtener animales libres de patógenos específicos y prácticas de manejo y sanitarias que permiten eliminar y/o controlar algunas determinadas enfermedades en una población porcina. Pero si simultáneamente no ponemos en práctica medidas que minimicen el riesgo de reinfecciones, nuestro trabajo será habrá sido en vano. Por tanto, se hace imprescindible la implementación de estrictas medidas de bioseguridad para mantener el estatus sanitario logrado.

En este sentido, los programas de limpieza y desinfección, como fundamento de la higiene, juegan un papel fundamental en los procesos de bioseguridad. Es importante manejar bien los tiempos de los programas de desinfección, retirada de equipos y limpieza por separado, llevando a cabo una profunda higienización de los locales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La desinfección terminal; se realiza cuando se retiran todos los animales de una nave o local, permitiendo el control de vectores estáticos (fundamentalmente materia orgánica).

La desinfección continua es efectiva y esencial para prevenir o reducir la introducción de patógenos, permite el control de los vectores móviles y de los nutrientes de los vectores y es esencialmente importante en la maternidad.

A lo largo de este capítulo recorreremos e ilustraremos todos los elementos a tener en cuenta a la hora de establecer un protocolo de bioseguridad, más o menos sólido en nuestras explotaciones de ganado porcino, teniendo siempre en cuenta, las siguientes premisas:

Ø 9; La bioseguridad es tanto más importante cuanto mayor sea el estado sanitario de la explotación que queremos preservar.

Ø 9; La bioseguridad debe asumirse como una forma de pensar y actuar, sin convertirse en la actividad más importante de la explotación, pero manteniéndola presente al llevar cabo cualquier tipo de acción o al tomar cualquier decisión.

Ø 9; La inversión en formación del personal de granja en bioseguridad es la más rentable de todas las inversiones que podamos realizar en esta área.

Ø 9; En zonas de alta densidad porcina, las inversiones en bioseguridad deben ser acordes a la realidad de la zona, incidiendo en aquellos aspectos sanitarios que puedan se controlados con este tipo de medidas.

 

Formas de transmisión de enfermedades

En el control sanitario de las explotaciones porcinas debe tenerse en consideración todas aquellas situaciones que rodean a las mismas y que pueden determinar la transmisión de agentes infecciosos susceptibles de afectar al efectivo animal. Los siguientes factores epidemiológicos son considerados esenciales para una transmisión de enfermedades entre granjas :

transmisión por vía aérea

movimiento de cerdos (reproductores, lechones)

utilización de residuos de cocina, de mataderos y/o charcutería

vectores (hombre, materiales, vehículos, roedores, moscas, pájaros)

distribución geográfica de las granjas dentro de la comarca

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA IMPLEMENTACIÓN DE MODELOS DE BIOSEGURIDAD.

- Como ventajas de la bioseguridad se puede considerar:

Reducción del uso de medicamentos.

Reducción de la incidencia de patologías infecciosas y parasitarias.

Adecuación a un mercado más exigente en materia de residuos.

Mayor competitividad por mejora de los rendimientos zootécnicos.

En definitiva, garantizar la permanencia en el sector.

- Como inconvenientes se pueden mencionar:

Altas inversiones

Esfuerzo personal y motivación.

Conocimientos técnicos actualizados, invertir seriamente en formación.

Se necesita mucha organización. No valen los héroes ni las víctimas para hacer este trabajo.

Resultados a medio-largo plazo

 

En conclusión se puede decir que en las explotaciones a campo pueden y deben emplearse medidas de bioseguridad en forma similar a las adoptadas en la cría intensiva y que así mismo podemos aplicar practicas de manejo modernas como el isowean para disminuir la incidencia de enfermedades, .y por ultimo y no menos importante la producción al aire libre permite criar cerdos con mayor bienestar animal y la obtención de un producto final (carne) con una calidad diferenciada

Volver