Pautas de manejo en sistemas intensivos de producción de cerdos a campo Etapa Parto-lactancia-Destete

 

Por: Med. VeL Jorge Brunori.

INIA EEA Marcos Juárez

 

 

El manejo es una herramienta que permite alcanzar el éxito al que todo productor de cerdos aspira, podemos afirmar que es la base sobre la cual giran todas las actividades de un sistema de producción porcina.

Es por esto necesario analizar una de las tantas definiciones que se pueden encontrar en la literatura sobre manejo... “ es la capacidad del  productor para ordenar y llevar a la práctica el conjunto de técnicas que reclama cada paso del  proceso productivo, con criterio y habilidad para lograr el mejor grado de eficiencia productiva y económica de la explotación"... de esta definición se pueden extraer cuatro palabras clave que resumen con exactitud lo que representa este ítem productivo TÉCNICAS CRITERIO-HABILIDAD-EFICIENCIA.

Es por esto que afirmamos que la llave del  éxito pasa por un manejo correcto en las áreas importantes del sistema productivo. No existen para esto recetas fijas, cada productor debe adecuar las normas de manejo que se aconsejan, a su establecimiento y a sus posibilidades.

Esta disertación trata sobre las pautas básicas de manejo en una de las etapas más difíciles que el productor de cerdo debe enfrentar:

 

 

Es aquí donde encontramos uno de los cambios más importantes que experimentó la producción de cerdos en nuestro país en los últimos años, que es la duración del  período de lactancia, pasando de 8 semanas de duración a 4 en la actualidad. Esto generó la necesidad de cambios en nuestros tradicionales sistemas de producción de cerdos a campo, para adecuarse a este cambio que genera aspectos sumamente positivos, como es el lograr un mayor número de partos por cerda madre y por año, pero demanda un ajuste de manejo para lograr la viabilidad de un lechón destetado a una más temprana edad.

 

PARTO

Preparto: es importante que la cerda sea llevada a la paridera con cierta anticipación a la fecha estimada del  parto; lo más aconsejable es hacerlo cuatro días ante del mismo, esto permite que el animal se adapte al lugar de parición, El traslado debe realizarse de la forma más cuidadosa posible, con tranquilidad y sin malos tratos; en épocas de calor efectuarlo en las horas más frescas del  día. No es conveniente realizar tareas que impliquen pasar el animal por mangas o cepo, pues los traumatismos en esta etapa de la gestación  pueden producir abortos.

 

Es importante que las cerdas madres estén desparasitadas interna y externamente antes del  parto, para que no actúen como transmisores de parásitos a los lechones. Una de las armas más efectivas para lograr controlar el "piojo de los cerdos" en sistemas a campo es lograr que la madre no sea un agente transmisor del  parásito.

Parto: Es este período el que demanda más atención por parte del  productor, ya que en este momento y en los primeros días postparto es donde el lechón afronta el reto más importante como es "luchar por sobrevivir".

Siempre que se piensa en la parición, es el diseño de la paridera lo que quizás a priori más atención demanda. Considero a esto un error, un correcto diseño de paridera forma parte de un conjunto de normas que hacen al éxito del  parto, y que incluyen entre otras cosas calidad genética y maternal de la cerda, correcta alimentación, técnicas de manejo criteriosas, personal capacitado, etc.

En lo referente al diseño de parideras para sistemas de producción intensiva de cerdos a campo, es muy grande la variedad que se observa en nuestro país, es por esto que este punto debería ser tratado más en extenso lo que escapa al objetivo de este trabajo. Sí mencionaré algunos de  los requisitos indispensables que a mi criterio debería reunir una paridera para sistemas a campo, como son: tener dimensiones adecuadas, ser transportable, construidas con materiales resistentes y térmicamente adecuados, cerradas en el invierno y ventiladas en el verano. En esto quisiera agregar la importancia de pensar en el "confort térmico" en especial para el verano pues considero que en nuestro país cuando se diseña una paridera para sistemas a campo, se debe tener en cuenta más el calor que el frío. Debe estar provista de sistemas de defensas para lechones, estar amarradas para evitar la voladura por los vientos, y ser lo más económica posible.

En el momento mismo del  parto es importante realizar un control exhaustivo del  mismo para poder prestar una rápida ayuda cuando ésta fuese necesaria. Es fundamental para esto tener muy claro cuáles son los aspectos normales del  parto y cuáles son los anormales ya que éstos, nos indican la necesidad de una ayuda, primaria o una rápida consulta con el profesional veterinario que atiende el establecimiento. Vuelvo a mencionar la necesidad de personal capacitado en estos aspectos para atender este momento crucial en la etapa productiva, ya que si somos eficaces en este período una parte importante del  éxito estará asegurada.

Entre las técnicas más comunes a implementar se aconsejan:

» Formar tandas escalonadas de cerdas a parir.

» Rotar la paridera entre cada parto.

» Quemar la cama vieja.

» Colocar fardos de paja de trigo, como cama.

» Observar en la cerda la manifestación  de síntomas preparto

» Prestar ayuda sólo cuando sea necesaria.

» Retirar la cama húmeda y reemplazarla por cama seca.        

» Retirar los lechones muertos y restos de placentas.

» Actuar con suma cautela y en el mayor silencio posible.

» Terminado el parto, el tratamiento más conveniente para la cerda y su camada es la tranquilidad, por lo tanto no realizar tareas innecesarias para este tipo de sistema.

En este último punto considero que no son factibles de realizar y por lo tanto innecesarias maniobras como descolmillado, corte y desinfección de cordón umbilical y descole, que sin ninguna duda sí son necesarias en sistemas confinados.

Es fundamental mencionar la importancia del  suministro de cama para el momento del parto, considero necesaria la incorporación de1 fardo de paja de trigo por paridera, el cual se coloca en el interior de la misma y se le permite a la madre acomodarlo a gusto.

Para concluir con algunas de las recomendaciones a tener en cuenta para el momento del  parto en sistemas de producción intensivos a campo, se descarta la necesidad de la organización de las cerdas en tandas de parición, no mayores a 10 ó 15 por grupo, para esto se recuerda la importancia de la sincronización de los celos en el servicio como organizador del  sistema de producción.

 

LACTANCIA

En este punto es importante recordar la conveniencia de que la cerda y su camada necesitan de tranquilidad en especial en las primeras semanas de vida de los lechones, esto repercute en la producción láctea de la cerda madre y también en su comportamiento. Las tareas más habituales a realizar en esta etapa son la castración que se recomienda efectuarla a una edad temprana (7 a 10 días) ya que a esta edad es menor el, proceso inflamatorio que se produce por esta maniobra y la cicatrización es más rápida.

Se debe recordar la importancia del  manejo de la alimentación balanceada para la madre y su camada, fundamental para el rendimiento de ambos; entre los aspectos destacables se debe descartar el suministro paulatino de la alimentación en los lechones para lograr una adaptación adecuada al alimento sólido y evitar disturbios intestinales que desencadenan diarreas. En lo que respecta a las cerdas madres de alto mérito genético se debe mencionar la necesidad de que se alimenten a voluntad durante este período.

 

No es necesario suministrar hierro en este tipo de sistemas de  producción a campo, ya que el inmediato contacto que el lechón tiene con el suelo, le proporciona este mineral.

Un aspecto que tiene fundamental importancia en la productividad del  establecimiento y por lo tanto hace a la eficiencia y rentabilidad del  mismo, es tratar de mantener bajos los niveles de mortandad de lechones en el período parto destete en niveles que  según los datos publicados para estos tipos de sistemas, no debe pasar del  15 % sobre lechones nacidos vivos.

Entre las causas que hacen a la mortandad de  lechones las que se destacan como más importantes son inanición, aplastados, traumatizados y nacidos muertos (intrapartum).

Varias son las causas que pueden influenciar en la muerte de lechones principalmente en la primera semana de vida, lo que hace imposible describirlas en este trabajo, pero sí quiero remarcar la importancia que tiene en la sobrevida del  lechón su peso al nacer, que le otorga el vigor necesario para pode r contrarrestar los peligros que enfrenta en estas cruciales horas de su vida. Sin duda toda vez que  se quiera: implementar técnicas para disminuir los niveles de mortandad se deberá hacerlo en varios frentes (manejo, alimentación, parideras, peso y aptitud de la madre, transferencia de lechones sobrantes etc.) si es que se quiere lograr el éxito esperado y que  debido a la magnitud de este problema asegurara la eficiencia del establecimiento.

En lo que respecta al manejo sanitario en el período de lactancia es poco frecuente la presencia de enfermedad entéricas (diarreas) y problemas de agalaxia o hipoagalaxias, que son comunes en sistemas confinados; es éste un aspecto positivo de este sistema de lactancia, pero para que estas enfermedades no se presenten es necesario que el productor cumpla con uno de los requisitos básicos de estos sistemas que es la rotación periódica del  sector de lactancia, para evitar la contaminación del mismo por el uso continuado. Es conveniente además rotar la paridera de lugar entre cada parición, quemando la cama vieja; estas simples tareas de manejo en muchas oportunidades no se cumplen y es en estos casos donde encontramos problemas sanitarios graves.

Son estos algunos de los aspectos que se deben tener en cuenta en el manejo de la lactancia en sistemas intensivos de  producción de cerdos a campo, que como se mencionara anteriormente deben formar un paquete de técnicas adecuadas a cada establecimiento y que sean de fácil aplicación. Quisiera remarcar este último concepto pues muchas veces podemos llegar a fracasar en el intento de implementar tareas de  manejo de difícil ejecución, las técnicas a implementar en lactancia a campo deben ser analizadas por su efectividad y fundamental mente por su practicidad

 

DESTETE

Es en el manejo de esta etapa en donde se produjeron los mayores cambios en los últimos años en nuestro país, ya que la necesidad de acortar la lactancia en pos de mejor productividad de la cerda, nos demanda ajustes en el manejo de un ¡echón destetado a más temprana edad.

Es importante recordar que esta etapa de la vida del lechón es difícil y estresante por los siguientes factores:

Es por esto que todas las prácticas de manejo deben apuntar a disminuir el efecto de estos factores estresantes, que afectan la productividad del  lechón recién destetado y lo hacen más susceptible a las enfermedades, ya que disminuyen las defensas del  animal.

Entre las normas a aplicar para lograr este objetivo, se recomiendan:

Es importante en este período lograr que el animal alcance un buen peso a destete, ya que nos asegura una mejor vitalidad para contrarrestar los factores adversos antes mencionados, en este sentido hemos observado en nuestra experiencia un mayor peso al destete en sistemas de lactancia a campo sobre pastura comparado con sistemas sin pasturas.

En lo referente al aspecto sanitario, es este período un punto en donde, como se mencionó anteriormente, confluyen factores como estrés, bajas defensas que predisponen al animal a enfermedades, lo cual requiere atenta vigilancia de un productor con conocimientos para detectar un animal enfermo y poder realizar la inmediata consulta con el profesional veterinario encargado de la sanidad del  establecimiento.

Varios diseños de instalaciones se pueden encontrar en nuestro sistema de producción al aire libre para el manejo de lechones destetados, al igual que en parideras, creo que todo diseño que respete las premisas básicas para este tipo de instalaciones, que según mi criterio, son confortables para épocas de frío (cerradas y con cama) y que puedan ventilarse en el verano, portátiles, económicas y-duraderas, puede ser utilizadas.

En conclusión todas las normas de manejo que se implementen en el destete deben tener por objetivo disminuir el estrés, y hacer este periodo lo menos traumático posible para el lechón.

Sólo se han mencionado algunos de los aspectos que hacen al manejo en esta etapa tan importante en la vida del  cerdo, sin duda quedan muchos temas por analizar, pero como conclusión quisiera recordar que las técnicas de manejo prácticas, criteriosas, aplicadas con habilidad y adecuadas a cada establecimiento, hacen al sistema de producción de cerdos a campo eficiente y es esto el pilar fundamental para que la producción de nuestro país ocupe el lugar que todos deseamos.

 

 

Bibliografía consultada

 

 

Regresar